Los errores más comunes de los conductores novatos

Errores del conductor novato
Estos son los errores más frecuentes de los conductores novatos, esos pequeños fallos que hacen que el resto de conductores sepan quién lleva la placa “L” bien visible. Enumeramos los fallos para que tengas los tengas en cuenta y puedas evitar cometerlos.

No tan rápido
El exceso de confianza del que adolecen algunos conductores novatos le hace cometer imprudencias y temeridades que no son capaces de controlar. Recuerda que la velocidad adecuada es aquella que se ajusta a las necesidades de la vía en cada momento y se enmarca dentro de los límites máximos y mínimos. No por correr más se llega antes.

Amor por la tecnología
Las distracciones al volante son las causantes de numerosos accidentes y sustos, y muchos de estos despistes están provocados por el manejo de aparatos electrónicos como el teléfono móvil, el GPS o el aparato de música. Al volante sólo hay que tener ojos para la vía.

Distancia de seguridad
En los primeros meses de conducción aún no es tan sencillo el cálculo correcto de la distancia de seguridad. Esta separación con el resto de vehículos es de vital importancia para colisiones y frenazos bruscos.

El olvidado mantenimiento del vehículo
Por desgracia, los coches aún no se cuidan sólo. Es necesario preocuparse por el mantenimiento del vehículo para su correcto y seguro funcionamiento. Atención al aceite, los neumáticos, los frenos, el alumbrado, los amortiguadores, las inspecciones técnicas…

Al agua, patos
El agua engaña. Hay que preocuparse por el peligro que va implícito en las calzadas húmedas. El riesgo de aquaplanning es real, si circulamos a una velocidad inadecuada e ignoramos el estado del terreno podríamos tener un accidente.